DE SIRENAS Y HOMBRE-PEZ

Volvemos de nuevo al cronista flamenco, Laurent Vital, que acompañaba a Carlos de Gante en aquel viaje desde Flandes con estancia en Llanes de dos noches y un día de septiembre de 1517, para hacer mención de que entre las mucha cosas que escribió de la Villa, refirió algunas curiosas fábulas relacionadas con la mar y que, sin duda, le fueron reveladas por los vecinos que le condujeron en el paseo por la población.

 Así, cuenta la leyenda de un llanisco que tenía ciertos amores con una suerte de sirena de hermosas formas de mujer y con aletas de pescado que vivía en el fondo del mar y que, de tiempo en tiempo, se acercaba a la Osa a prodigar sus caricias al afortunado amante. Dicha fabula la relata a consecuencia de otra historia de un hombre-pez, llamado de ese modo por el mucho tiempo que podía permanecer debajo del agua.

¿Tendrán algo que ver con aquellas fábulas las sirenas cinceladas en la piedra del dintel de la ventana de una antigua casa en las Barqueras?

 

Maiche Perela Beaumont
Imagen, Valentín Orejas

 

 

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar