El REGOCIJO DE LA PESCA DE LA BALLENA
El día de pesca ballenera en Llanes era de regocijo sin igual; representaba pingües ganancias para todos. Todo redundaba en el bienestar de la Villa. Los descuentos que hacía el contador en las ventas de los productos de la ballena iban a parar a la Cofradía y servían para aliviar necesidades de sus asociados, en casos de enfermedad, cuando algunos mozos fuesen llamados para el servicio de la Armada Real…

Maiche Perela Beaumont
Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad