LA IMPRESIÓN QUE CAUSÓ LA VILLA Y EL PUERTO AL CRONISTA DEL EMPERADOR
Luarent Vital, que acompañó a Carlos de Gante en su visita a Llanes el 26 y 27 de septiembre de 1517, escribió:

“Está situado Llanes a un tiro de ballesta cerca de la mar, la cual llega, por una entrada muy peligrosa, hasta dentro de la villa, y bate incesantemente contra las rocas y montañas, que son altas en sumo grado, pareciendo que es una sima del infierno por el ruido del agua, la cual salta continuamente más alto que una lanza a causa de las grandes olas que allí se encuentran…Y cuando hace tiempo rudo entonces es muy peligroso para los barcos entrar en esa villa y también, salir, a causa de las rocas que hay, que apenas si se ven si no es en bajamar”.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad