Ya en el  siglo XVII, los libros de actas del Concejo aportan información de  exportaciones marítimas, principalmente de frutas, desde las abras de Llanes.

Así, por ejemplo, el 29 de abril  de 1615, Pedro Bernardo Mier, vecino de Buelna, solicita cargar 20 millares de naranjas y limones, en una pinaza de su propiedad, en el sable de Cobijero y Marimuerto. El 6 de marzo de 1617, Sebastián de Posada, vecino de Celorio, pide licencia para cargar naranja en el abra de Niembro, y vender en la villa de San Sebastián. Y el 3 de abril de 1623, Cosme Pérez y Domingo Castro, vecinos del valle de San Jorge, solicitan licencia para hacer carga de naranja y limón, en el abra de la Huelga, y vender en el Señorío de Vizcaya.

A mediados del siglo XVII, el precio en origen de limones era entre 20 y 30 reales por millar, siendo el de la naranja más barato, entre 10 y 15 reales por millar.

 

Fuente, “Antiguos Mareantes de Llanes”

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad