Además del Cabildo y la casa de las Ballenas, la Cofradía tenía capilla con capellán propio, abierta al culto en el siglo XVI, bajo la advocación de San Nicolás, hoy conocida como Santa Ana. 

La arquitectura del edificio es sencilla, con un contrafuerte que hace de ábside y una espadaña tipo asturiano. Dentro, en un sobrio retablo, las imágenes de Santa Ana, San Nicolás y San Telmo. 

El día de San Nicolás se celebraba Junta General de la Cofradía para elegir cargos.

 

Texto, Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad