LUBINA

Dicentrarchus labrax

De cuerpo alargado y fusiforme, presenta tonos plateados, pareciéndose, a simple vista, a un muil, pero su boca grande, propia de un pez devorador, le diferencia claramente.

Con la pleamar se acerca mucho a la costa y llega a penetrar en los ríos.

Normalmente andan en parejas, y está comprobado que cuando se pesca una, el compañero pasa días enteros buscándola antes de alejarse.

Muy cotizada y de justa fama, hasta el punto de que ya los romanos la consideraban uno de los pescados más nobles.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

185
SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar