El ·Oriente de Asturias» contaba en el año 1887

“Las gaviotas están llamadas a desaparecer de esta parte de la costa por la persecución de sus nidos. En cualquier castro o roca en que existen allí está la codicia de recoger los huevos, que se venden después a bajo precio.
Nada importa la utilidad que tales aves prestan a la salud pública, limpiando las rías y ensenadas de los despojos orgánicos que a ellas se arrojan, así como a la agricultura persiguiendo con voracidad las babosas, larvas e infinidad de insectos que tanto perjudican a las huertas y campos. No aumentará el número de hombres de mar que exploten la riqueza pesquera porque a ello se oponen la pereza, el miedo y la taberna, pero en cambio, los vagos buscadores de nidos, aumentan de día en día. ¿No habrá medio de evitar la destrucción?”. Confiamos al efecto en la autoridad competente. (EOA)»

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad