Continua contando García Mijares que preparada la lancha al lado del muelle de embarque, inmediato a la Puerta del Llegar, con su tripulación, ésta teniendo los remos alzados, esperaban la venida de la comitiva, compuesta de las casadas y solteras y los dos capitanes. Éstos daban la mano a las mujeres, embarcándolas y colocándolas en sus respectivos asientos, las casadas a un costado de la popa, y las solteras al otro; y después marchaban a situarse en su respectivo  puesto de popa y proa con bandera desplegada y pie firme.

Puesta la lancha en movimiento, tocando las panderetas cantaban versos de los que entresacamos el siguiente:

“Rómpanse las verdes aguas,

con gallarda bizarría

rompiendo  también el fuego

por mar y tierra a porfía.”

Imagen, Baltasar Cué, “El Oriente de Asturias”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad