Contaba “El Pueblo” el 23 de mayo de 1920 que, en aquellos días, la “Oliva”, en compañía de la “San Antonio”, de San Vicente de la Barquera, habían cogido una manjúa de sardina de ciento treinta y cinco millares, que compraron los señores Conde y Teresa, propietarios de la fábrica de conservas y salazón de pescado, “La Llanisca”, al precio de 55 pesetas el millar.
Esta marca exportaba a Francia e Italia, de ahí que etiquetara también en esos idiomas.
Asimismo, había entrado la lancha forastera “El Gallo”, con más de quinientas arrobas de bocarte; La “Concepción”, del armador Antonio
Blanco, con veinte millares de sardina, y otras vaporas con menos cantidades de uno y otro pescado.

Maiche Perela Beaumont
Imagen, Libro » Antiguos mareantes de Llanes».

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar