A los llaniscos El Fuero, además de las exenciones de determinados impuestos, les concedió el derecho de pasar sus pescados a todos los mercados de Castilla. Con tales privilegios ningún puerto podía competir con el de Llanes ni en precio ni en calidad.

Gracias a lo cual aumentó el vecindario y la marinería, ascendiendo el número de marineros en 1628 a 228, a parte de los 22 que estaban al servicio de la Armada. De ellos, según lista del Mayordomo de San Nicolás, pertenecían 141 a Llanes, 49 a Niembro, 14 a Barro, 6 a Celorio y 18 al Valle de San Jorge.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

122
SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar