Además de la Casa de las Ballenas y la del Cabildo, tenía capilla abierta al culto, bajo la advocación de San Nicolás.

Ofreció al rey Felipe II, para formar parte de la Armada Invencible, cuatro galeras armadas y tripuladas por sus naturales.

Gozaba de privilegios exclusivos, como ser su Mayordomo custodio de una de las cuatro llaves correspondientes a igual número de puertas de la muralla de la Villa.

También, sus miembros disfrutaban de las gracias de llevar las imágenes y los pendones con los colores de la Villa en las Procesiones.

Es más, en caso de apuro económico prestó dinero al Concejo y también sostuvo pleitos con él.

Me estoy refiriendo al Gremio de los Honrados Mareantes del Señor San Nicolás, antecedente de la Cofradía de Pescadores Santa Ana de Llanes.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orejas

 

Content retrieved from: http://www.diariodeloriente.es/2019/01/16/gremio-del-mar-de-llanes/.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad