Sabemos que los privilegios del Fuero de Llanes estaban vinculados a las gentes de la mar, que por entonces era la casi exclusiva dedicación de la Villa y Concejo. También, conocemos de la antigüedad de la Cofradía de los Honrados Mareantes de San Nicolás y de los motivos marineros en la ornamentación de la Iglesia Parroquial.

Llegado a este punto, es necesario que hagamos mención de que en contra de lo que suele pasar en casi todas las iglesias medievales asturianas, la de Santa María del Concejo y Villa de Llanes no fue levantada por ninguna orden religiosa, ni por ningún monasterio, sino por los hombres libres de Llanes, solo dependientes del rey. 

Y así lo proclama una erosionada inscripción, en otro tiempo en el exterior de la fábrica, que hoy flanquea el retablo mayor bajo las armas de la Villa.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar