En el Paseo de San Antón, que debe su nombre a una capilla que allí se alzaba, entre la Tijerina y el Faro, casi en la bocana de salida del puerto, se erigió, por iniciativa del entusiasta llanisco José Luis Mijares Gavito, una escultura en bronce, que conocemos como “La Muyerina”, obra del artista estadounidense Hamilton Reed Armstrong, que representa, con la imagen de una mujer mirando ensimismada la mar, la espera y la incertidumbre de la vuelta de los que se fueron “a hacer las Américas” y de los marineros que salieron a faenar.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

Content retrieved from: http://www.diariodeloriente.es/2018/12/12/la-muyerina/.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad