Antes del amanecer del 6 de mayo, la lancha San Antonio zarpó con su patrón Hermógenes de la Cruz, junto a los marineros Manuel Estrada ( El Mugle) y su hijo Marcelino, Nicolás de la Cruz, José Ruiz, Juan Goti (Juanillo) y Alejandro Amieva.

Se dedicaron a pescar en el caladero Playa Abascal, aunque sin mucho éxito por las fuertes corrientes de fondo.

A  media tarde se dirigieron a tierra, llegando a “El Pozo”, después de las nueve de la noche, con poca luz, bajamar y bastante oleaje. Aprovechando una letía, el patrón decidió entrar pasando con alguna dificultad los rompientes, pero, sin tiempo para virar, llegó una ola a romper contra el costado de babor y después otra y otra, hasta que volcaron.

Desde la Punta del Caballo a la Media Luna y desde San Antón a Entremuelles se veían numerosas personas con farolas, y entre aquella oscuridad, gritos de auxilio y el sonido del oleaje, llegaron nadando cinco marineros, sin conseguirlo Manuel Estrada de sesenta años y Alejandro Amieva de cuarenta, este último padre de siete hijos. 

Tres días más tarde, en el teatro, se organizó una función a beneficio de las viudas y huérfanos, contribuyendo a recaudar fondos la Sociedad de Salvamentos de Náufragos, obteniéndose ochocientas treinta y una pesetas con noventa céntimos. (EOA)

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

 

390
SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar