En el año 1656, está documentando que don Sebastián Hurtado de Corcuera, militar y Gobernador colonial de Filipinas y Panamá, estuvo en Llanes.Y tras esa visita, no tuvo más que elogios para Llanes y su habitantes. Así, comunicó al rey Felipe IV que los caballeros llaniscos  eran muy ilustres y que se trataba de una de las villas de las que no debe dar cuidado de que pueda tomarla el enemigo. También, que su presencia era muy graciosa, sus naturales muy buenos y su gente de guerra muy práctica en las armas. Además, que los hombres que salen a sus varias pesquerías son muchos y muy hábiles. Añadiendo que cuando ocurre que algunos de nuestros enemigos hace presa cerca de los pueblos próximos, en cuanto que aquí lo saben, se las van a quitar con gran valor. 

Acabando don Sebastián pidiéndole a don Felipe que honre a estos hombres de palabra y obra.

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad